TRIBUNALES MONARQUÍA

El juez archiva la pieza que investigaba las revelaciones de Corinna sobre Juan Carlos I

Firma
  • AGENCIAS
08/09/2018 a las 05:20
La Fiscalía había solicitado cerrar las pesquisas porque el rey emérito era inviolable cuando sucedieron los hechos || La aristócrata acusaba al padre de Felipe VI de cobrar comisiones por el AVE a La Meca

Joan Carles I, en una corrida de toros a Madrid el 2011.

EFE

El juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea archivó ayer la pieza separada de la Operación Tándem en la que investigaba las revelaciones de la aristócrata alemana Corinna zu Sayn-Wittgestein sobre los negocios de Juan Carlos I. En este sentido, la allegada del monarca emérito aseguraba, en una conversación con el excomisario José Villarejo y el empresario Juan Villalonga grabada en 2015 en Londres, que este tenía cuentas en Suiza, que había cobrado comisiones por sus gestiones para la adjudicación del AVE a La Meca a un conglomerado empresarial español y que la había usado de testaferro en una finca en Marruecos. No obstante, el juez, en su auto, explicó que no ve indicios de delito de encubrimiento, revelación de secretos y cohecho respecto a Villarejo, que era el único imputado en esta causa, porque no está probado que grabara él la conversación y, además, esta se desarrolló “de forma voluntaria y sin que exista ningún tipo de presión”. Asimismo, indicó que el testimonio de Corinna era la única prueba contra Juan Carlos I, y subrayó que no hay justificación documental de sus palabras. Así las cosas, atribuyó el relato de la aristócrata en las cintas a “la ruptura de la relación de amistad” con el entonces jefe del Estado en 2009. De Egea, igualmente, destacó que, en su momento, Corinna no denunció las presuntas irregularidades, que salieron a la luz a raíz de la publicación de las cintas en los medios de comunicación el pasado mes de julio. El archivo de la causa llegó horas después de que la Fiscalía pidiese cerrar esta pieza separada. A este respecto, en su escrito, el Ministerio Público negó que las revelaciones sobre las actividades del rey emérito tuvieran “relevancia penal”. “Los datos, más allá de su posible trascendencia tributaria, no son suficientes para iniciar una investigación penal”, defendió el fiscal, a la vez que recordó que, en la época en la que habrían tenido lugar dichos hechos, “Juan Carlos I gozaba de la inviolabilidad que para el Jefe del Estado reconoce el artículo 56.3 de la Constitución”. Sin embargo, la Fiscalía se reservó la posibilidad de abrir una investigación sobre las transacciones financieras internacionales de las que hablan Corinna y Villarejo, especialmente de las relacionadas con el contrato del AVE a La Meca. En todo caso, el monarca emérito quedaría también fuera de esta investigación porque entonces “gozaba de la inviolabilidad reconocida al Jefe del Estado”.

Moncloa sobre el embajador que asistió a Corinna: “No lo haríamos”

La portavoz del Gobierno central, Isabel Celáa, aseguró ayer que el actual Ejecutivo no avalaría que un embajador español reeditara en la actualidad el comportamiento que el antiguo emisario ante Arabia Saudí, Manuel Alabart, observó durante la visita de Corinna en 2007 a la capital del país, Riad, en calidad de enviada de Juan Carlos I. “Este Gobierno no lo habría hecho”, respondió, después de que La Moncloa hubiese guardado silencio sobre la cuestión durante un día. Por su parte, el entonces ministro de Exteriores, el socialista Miguel Ángel Moratinos, en declaraciones a El Diario.es, afirmó que no recordaba si Alabart actuó como mediador entre Corinna y las autoridades saudíes en aquella reunión. A este respecto, el diputado de Podemos Rafael Mayoral ya había avanzado el jueves que preguntaría a la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, sobre este asunto en el pleno del miércoles que viene.

Etiquetas
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com