LA PECERA

Un combate estéril

Firma
  • JUAN CAL
Actualizada 28/08/2018 a las 10:09

Un combate estéril

SEGRE

El recurso clásico de los socialistas catalanes de facilitar el relevo en el ayuntamiento cerca de un año antes de las elecciones ha tenido, en Lleida, una extraña solución ante el deseo de Montse Mínguez de medirse a Fèlix Larrosa, elegido por el partido para sustituir a Ros al frente de la Paeria.

Si ya resulta extraña esta especie de sistema hereditario, aún lo es más cuando el partido dispone de una mayoría tan precaria y cuando ni siquiera existe acuerdo entre los miembros de la lista socialista para decidir quién será el heredero de Ros.

O quizás sí existía ese consenso hace tres años –hasta el punto de que Iceta había puesto el nombre de Larrosa en una mesa de negociación en el caso de que resultase inviable la elección de Ros–, pero se perdió el consenso tras un nuevo capítulo de discrepancias entre Fèlix Larrosa y el ya exalcalde, hasta el punto de que ha sido este quien ha respaldado de forma clara la candidatura de Montse Mínguez frente a quien ha sido siempre el candidato de la ahora delegada de Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera.

Por tanto, en el fondo de este debate está el pulso entre los dos dirigentes leridanos. Tampoco han sido unas primarias en el sentido estricto porque no se ha creado un registro en el que pudieran apuntarse, además de los militantes, los simpatizantes dispuestos a respaldar a uno de ellos.

Se ha impuesto la lógica de partido y ha ganado un Fèlix Larrosa que ya tenía la confianza de sus compañeros de partido pero que ahora deberá ganarse la de los otros grupos y, aún más importante, la de todos los leridanos.

Etiquetas
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com