LA PECERA

Efecto llamada

Firma
  • JUAN CAL
Actualizada 28/07/2018 a las 08:42

Efecte crida

SEGRE

Un mínimo criterio de prudencia contable aconseja dar de baja ingresos de difícil cobro, y es lógico que un ayuntamiento, como cualquier entidad, tome decisiones prudentes en el ámbito contable. El problema está en que las decisiones de un ayuntamiento tienen consecuencias para el conjunto de los ciudadanos del municipio, tanto para los que no pagan las multas como para quienes las abonan religiosamente. Y dar de baja un millón de euros en multas impagadas tiene efectos demoledores sobre aquellos otros ciudadanos, la mayoría de contribuyentes, que atienden religiosamente sus obligaciones con la Administración y pagan las multas si han cometido una infracción. Seguro que la mayor parte de esa escandalosa cantidad, que comprende el período comprendido entre los años 2007 y 2016, son pequeñas fracciones correspondientes a las multas de parquímetro, pero precisamente por ello es necesario que los ayuntamientos, y el de Lleida entre ellos, sean capaces de hacer cumplir con sus obligaciones a todos los ciudadanos con el fin de evitar los agravios comparativos y no extender una especie de efecto llamada al impago de las sanciones y por extensión al conjunto de las obligaciones tributarias. Existen fórmulas para recaudar en vía ejecutiva y es necesario que los ciudadanos tengamos la certidumbre de que todos somos iguales ante la ley y que todos cumplimos por igual con nuestras obligaciones porque a todos nos acabará cayendo el peso de la ley si no lo hacemos. De lo contrario, la imagen municipal se resiente ante los ciudadanos.

Etiquetas
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com