La epopeya del amarillo y del poder

Firma
  • UNA EUROPEA ESPANYOLA I CATALANA
Actualizada 03/07/2018 a las 17:08
Sr. Director:

Realmente resulta una pesadilla. Aducen libertad de expresión, pero la libertad de los independentistas acaba donde empieza la de los no independentistas; a mí me molestan los lazos amarillos y ya no digo nada del agua de las fuentes, una pasada, pero ellos no entienden cómo molesta los otros y tenemos que respetar sólo la suya y ya está.

Si los no independentistas se pusieran a la altura de los independentistas habría un problema muy grande, pero no lo entienden, se creen que representan Cataluña y no es así, por votos ganó el NO y mientras no lo entiendan no vamos bien.

Hoy sale que el Sr. Puigdemont quiere reclamar los derechos de expresidente, la oficina, el coche oficial, etc., por los que lo tenemos que soportar los votantes que trabajemos más de 30 años, para tener una M---- de pensión? Y ellos con uno, dos o tres años ya tienen bastante para seguir ordeñando la vaca. No vayamos bien, hasta que no se modifique la ley y después de 4 o 8 años a la política cada uno a trabajar de lo que sepa o de su profesión, la lucha por el poder continuará ya que del cuento se vive mejor. Eso que no haya reclamado el sueldo es porque ya cobra del gobierno sin meter nada, y poniendo el mal gusano en los que están aquí, porque, no nos equivocamos, el Sr. Torrent hace lo que dice el Sr. Puigdemont. Cuando se darán cuenta de que en Alemania o en Bélgica se vive muy bien cobrando y, mucho más, sin trabajar.

Quemada estoy de cobrar una pensión que cada año peligra y se degrada después de 45 años cotizados y pagando impuestos por un dinero que ya no son rendimiento de trabajo, para pagar lo sois en políticos irresponsables que piensan que el país es suyo. Fuera prebendas, viajes, plus de alojamiento, chófer, oficina sin estar en el gobierno, guardaespaldas y alguna cosa más me debo olvidar... Gracias
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com