TRADICIONES FIESTAS

Fallas en Durro y Senet para abrir las fiestas del fuego

Firma
  • REDACCIÓN
Actualizada 17/06/2018 a las 10:11

Descens de les falles infantils ahir a la nit a Durro, a l'Alta Ribagorça.

TXAUME BONET

El Pirineo dio ayer el pistoletazo de salida a una nueva temporada de las fiestas del fuego, un ritual colectivo de raíces milenarias que llegará a su punto álgido la noche de Sant Joan. Las primeras fallas descendieron anoche en Durro y Senet, en la Alta Ribagorça. En ambos casos, fueron los niños los que abrieron la fiesta antes de dar el relevo a los adultos. Hoy será el turno de La Pobla de Segur que, coincidiendo con la festividad de la Mare de Déu de la Ribera, hará historia en esta tradicional fiesta con la participación por primera vez de mujeres como fallaires. Al menos nueve mujeres han comunicado su voluntad de participar en una fiesta que será ya paritaria en todo el Pirineo y que en 2018 cumple el tercer aniversario de su declaración de la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. La temporada de fallas, que culminará el próximo 21 de julio en Llesp, cuenta este año con varias novedades. De un lado, la señalización de los caminos que llevan al lugar desde donde se bajan las fallas para poder visitarlos durante todo el año. Además, Boí y Vilaller (que también ha hecho un carnet de fallaire) inauguran monumentos en reconocimiento a la fiesta.

El reconocimiento de la Unesco incluye a 63 localidades de Catalunya, Aragón, Andorra y el sur de Francia.

Etiquetas
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com