HOCKEY SOBRE PATINES LLIGA CATALANA

El Llista roza la proeza

Firma
  • XAVIER PUJOL
Actualizada 12/09/2018 a las 10:13

Lluís Tomàs evita el gol en un tret de Pablo Álvarez. Oruste, Andreu i Cañellas celebren el gol que va ser anul·lat. Mig centenar de seguidors van animar els llistats.

JORDI ECHEVARRÍA

No pudo ser. El Lleida Llista se quedó a las puertas de conquistar su primera Lliga Catalana al perder ayer la primera final que disputaba de esta competición ante el todopoderoso Barça, que solo pudo levantar la copa gracias a un gol de falta directa de Pau Bargalló en la prórroga. El veterano meta azulgrana Aitor Egurrola y los palos hicieron que los de Albert Folguera se quedaran ayer a cero en un partido en el que dieron una grandísima imagen y en el que el videoarbitraje resultó decisivo al tiempo que polémico.

El famoso VAR, tan reclamado en el fútbol, entró pronto en escena. Al minuto de juego, los colegiados anularon, previa visualización en pantalla, un gol a Maxi Oruste, que había desviado un disparo de Cañellas, porque la bola había superado el metro y medio de altura. El Llista cogió el mando del partido y gozó de varias ocasiones, que siempre morían ante un inmenso Egurrola. Y cuando no era ‘el Pulpo’, era el larguero el que impedía el gol leridano, como en un disparo de Creus al cuarto de hora de partido. Lluís Tomàs tampoco se quedó atrás y detuvo un par de acciones de Matias Pascual y Joao Rodrigues antes de llegarse al descanso sin goles.

 


El veterano meta azulgrana fue el principal culpable de que el Llista se quedara ayer sin marcar un gol

 

El partido aumentó de revoluciones a la vuelta de los vestuarios y las ocasiones se fueron sucediendo en una y otra portería. Roberto Di Benedetto hacía lucirse a Egurrola, Bargalló contestaba con una bola al palo y Oruste, solo ante el meta azulgrana, no acertaba a batirlo por bajo. El argentino volvió a tener dos ‘mano a mano’ con Egurrola, pero en ambas salió victorioso el barcelonista, que tuvo a los palos como aliados en otro disparo de Oruste en el minuto 47 tras un gran servicio de Bruno Di Benedetto.

A menos de 3 minutos para el final, los colegiados, tras confirmarlo con el VAR, excluyeron a Roberto Di Benedetto y señalaron falta directa, que Lluís Tomàs se encargó de pararle a Pablo Álvarez. El Llista aguantó con tres jugadores de pista para llegar a la prórroga, donde el VAR volvió a ser protagonista. A los 17 segundos, penalti sobre Bruno y de nuevo Egurrola evita el gol de Andreu Tomàs. En el 53 llegó la sentencia. Décima falta listada, también muy discutida y ratificada por el videoarbitraje, y esta vez Bargalló, tras parar en primera instancia Lluís Tomàs, marca para dar la Lliga Catalana al Barça 20 años después.

“¿Lo del VAR?, vale más ir al BAR con ‘B’. No estamos preparados”

La prueba con el VAR en esta fase final de la Lliga Catalana, y que no se aplicará en la OK Liga, no recibió la aprobación de la plantilla listada. “¿Lo del VAR?, vale más ir al BAR con ‘B’ porque da asco. No estamos preparados. Esto no es fútbol, no hay suficientes cámaras. Al final no han cambiado ninguna decisión”, criticó el técnico, Albert Folguera. Roberto Di Benedetto, por su parte, vería bien su aplicación “si no fueran los árbitros de pista los que lo revisaran, porque muy pocas veces van a reconocer que se han equivocado. Sí lo hacen como en el fútbol, sí”, indicó. Andreu Tomàs se manifestó en la misma línea. “Es muy difícil que los árbitros rectifiquen una decisión suya si no es que es fragrante, como el gol que nos anulan”.
Etiquetas
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com