FAUNA GRANDES DEPREDADORES

La Generalitat ve 'anómala' la voracidad de Goiat y ya no descarta capturarlo

Firma
  • R. RAMÍREZ
Actualizada 06/07/2018 a las 11:58
Balas de goma y tiros al aire para disuadir al oso de aproximarse a los rebaños

Un tècnic del Conselh instal·la un pastor elèctric.

CGA

El departamento de Territorio admitió ayer por primera vez que el comportamiento del oso Goiat es “anómalo” por la intensidad de sus ataques y su preferencia por el ganado equino, y ya ni siquiera descarta capturarlo y trasladarlo tal como exige de forma unánime el Conselh d’Aran. Su futuro podría decidirse en una nueva “cumbre” este mismo mes.

La Generalitat reconoció ayer por primera vez que el oso Goiat tiene “un comportamiento depredador anómalo”, tanto por la intensidad de sus ataques a rebaños como por una tendencia a devorar ganado equino fuera de lo habitual, y ya ni siquiera descarta capturarlo y trasladarlo como reclama el Conselh Generau d’Aran. Así lo afirmó el departamento de Territorio, que corroboró una situación que denuncian desde hace tiempo ganaderos de la Val y el Pallars Sobirà y que es motivo de tensiones políticas (ver SEGRE de ayer). Sin embargo, la conselleria confía en “modificar la conducta” de este ejemplar mediante un dispositivo que incluye una medida inédita: dispararle con balas de goma.

Si bien Territorio admitió el “intenso comportamiento depredador” de Goiat, puntualizó que “no está habituado a la presencia humana ni presenta conductas “claramente agresivas”. Para reducir los ataques, espera disuadirlo de acercarse a rebaños con balas de goma, ruidos y luces. También plantea usar repelentes y electricidad en las presas que el oso abandona, con el fin de provocarle “experiencias aversivas severas” si regresa para alimentarse de ellas.

 


El equipo de seguimiento se declaró el pasado junio “sorprendido” por el comportamiento de Goiat

 

El Conselh recibió este anuncio con escepticismo y ratificó su exigencia de devolver a Eslovenia este oso, que la Generalitat liberó en 2016. El Síndic de Aran, Carlos Barrera, reveló que han aplicado ya parte de las medidas del protocolo, con el uso de pirotecnia y un pastor eléctrico sobre la yegua que mató el martes en Rius. “Nada ha resultado aún”, concluyó Barrera, quien destacó que usar pelotas de goma puede ser arriesgado, ya que tienen un alcance inferior a 50 metros. “¿Quién se acercará tanto?”, se preguntó. Sin embargo, seguirán con este protocolo para presentar los resultados en una nueva reunión este mes para decidir sobre este ejemplar (ver desglose).

“Una vez agotemos el protocolo habrá que plantearse qué hacer”, dijo Barrera, para quien la respuesta es “traslocarlo”. “Goiat está inadaptado y pone en jaque a la ganadería equina”, argumentó. “No podemos agrupar a los caballos para protegerlos como hacemos con las ovejas”, añadió.

Nueva “cumbre” para decidir qué hacer con este oso

“No se descarta ninguna opción, incluida la de capturarlo y extraerlo del medio”, aputó ayer Territorio, si bien afirmó que hacerlo “requerirá un sólido posicionamiento técnico y consenso a escala regional, estatal y comunitaria”. No en vano, la Generalitat ha destinado a la reintroducción de Goiat buena parte de los fondos del programa Piroslife de la UE (ver claves). El futuro de este oso deberá decidirse este mismo mes, en una nueva reunión del equipo de seguimiento transfronterizo del oso, que integra a la Generalitat, el Conselh, el Gobierno de Aragón y el ministerio de Ecología fancés.

Etiquetas
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com