AGRICULTURA FRUTA

Arranca la cosecha de Blanquilla con menos producción pero gran calibre

Firma
  • REDACCIÓN
09/08/2018 a las 05:21
Los productores esperan unos precios cercanos a los 60 céntimos por kilo || A la espera de cómo fluyan los mercados tanto interior como exterior, como el israeli

La collita de pera blanquilla ha arrancat aquests dies amb previsions d’una caiguda de producció.

MAGDALENA ALTISENT

Los productores de Lleida han comenzado estos días, con el ojo puesto en el cielo por temor a las tormentas, a cosechar pera Blanquilla, que estará marcada nuevamente este año por una previsión de descenso de producción, en torno al 9%, con unas 12.750 toneladas, según los datos de Afrucat y la conselleria de Agricultura.

Sin embargo, como explicó ayer el presidente de Asaja Lleida, Pere Roqué, la producción de este año viene marcada por unas calidades superiores y , en algunos casos, excepcionales.


Tras pasar la ola de calor, los productores están pendientes de las posibles tormentas

La producción de Blanquilla, que era hace años la producción estrella en la provincia, ha ido bajando año a año debido a los arranques en favor de otras variedades y a la prohibición del uso de algunos productos que se utilizaban en su cultivo por parte de la Unión Europea, como algunos reguladores de crecimiento, lo que se tradujo en un abandono del cultivo por una parte significativa del sector frutícola de Lleida. Además, la Blanquilla es una variedad muy sensible a la plaga de la pslila, por lo que requiere mucho cuidado.

Según las predicciones de Afrucat, la pera Blanquilla ocupará la cuarta posición en cuanto a volumen de producción en Lleida, por detrás de la pera Conference, la Limonera, la Williams y Barlet y por delante de otras variedades de verano y de otoño y de la Ercollini.

Según las estimaciones que hicieron el departamento de Agricultura y Afrucat a mediados del pasado mes de julio, la producción total de pera en Lleida esta campaña caerá en torno al 8 por ciento, hasta las 134.220 toneladas.

Los productores esperan que las ventas sean fluídas en el mercado interior y en cuanto al exterior se está a la espectativa de lo que haga el mercado israelí, ya que el año pasado sus estrictos controles fitosanitarios vetaron cualquier acuerdo comercial.

En cuanto a precios, aunque no hay cotizaciones oficiales, esperan que lleguen a un mínimo de 60 céntimos por kilo y que esta campaña no se vea condicionada por la presión de las grandes cadenas de distribución con precios a la baja. En este sentido, Roqué manifestó que de seguir así, obligarán a las organizaciones a movilizarse.

Etiquetas
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com